jueves, 28 de noviembre de 2013

APRENDAN A SEPARARSE

Nadie duda de lo útil de ciertas campañas de concienciación, tipo… usa el preservativo, ponte el cinturón, o confirma el borrador de hacienda, pero al igual que la publicidad se nos presenta en un momento, en un lugar y para un público específico, las campañas de concienciación deberían tener esa misma inteligencia, no sólo para que surtan verdadero efecto, si no también por que pueden resultar contraproducentes. A nadie se le ocurriría mandar publicidad de lo maravilloso que es el nuevo Mercedes SLK y su precio, a un barrio chabolista, primero por que no son clientes potenciales y segundo por que puedes incentivar el robo de esos coches.

Hace unos dias se han recibido en los colegios e institutos unos folletos enviados por el ayuntamiento, para que se repartan a los niños y niñas, la campaña se llama así en letras grandes APRENDE A SEPARARTE, si, como el que dice “aprende inglés” o “descubre Andalucia” 
en ella se explica desde la perspectiva de un niño cómo deben separarse sus padres para que él no sufra, con mensajes del tipo, no me compréis con regalos, o dadme permiso para querer a la nueva novia de mi padre,…
De todos los problemas que podría atender un ayuntamiento, que sé yo, concienciar que no dejen las mierdas de perro por las aceras, que no se ensucien las playas,… que le dediquen un dinero a esta causa, y piensen en los niños que sufren la separación de sus padres, me parece bien, pero sinceramente creo que se han equivocado en el mensajero.

Algún niño que otro al leerlo tiró al suelo el papelito, yo no lo vi apropiado y tengo un taquito de papeles en la clase que me vendrán genial para hacer cadenetas estas navidades, y hubiera pagado por ver la cara de los padres al recibir el mensaje de “aprende a separarte” de manos de su hijo, si están en tramites de separación pues genial, si discuten mucho… tambien está bien, si están en un bache, puede ser una señal, y si son un matrimonio completamente feliz, es una broma de mal gusto.

Curioso que hace poco la media España, con la iglesia a la cabeza, se manifestaba en contra de la asignatura de educación para la ciudadanía, por que le decía a los niños que existen distintos tipos de familia.

Hoy, en venganza de aquello, el brazo politico de esa media España a impuesto la LOMCE para que entre otras incongruencias desaparezca esa asignatura tan adoctrinadora, y a cambio la religión, que no es adoctrinadora, sea tan importante como las matemáticas en toda la escolaridad.

Unos reparten folletos que ayudan a separarse y otros publican libros titulados “cásate y se sumisa”

Quizás los que deberían aprender a separarse serian los políticos, y en definitiva estas dos Españas, por que se olvidan de que en su lucha de ideales y descalificaciones mutuas, está en juego la educación de los niños, y eso es muy importante, tan importante que no se puede aprobar una ley con el rechazo total del resto de los partidos, lo que significa que dicha ley, afortunadamente, tiene los días contados. 


Señores políticos, no olviden que en medio de su izquierda y derecha, de su bien y su mal, de su irreconciliable separación están los niños. APRENDAN A SEPARARSE y pónganse de acuerdo en materia de educación, por lo menos, por que los que sufren sus peleas son los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada