domingo, 17 de agosto de 2014

LA VIDA ES UN PELICULÓN

Se supone que las películas están basadas en la vida, esa vida que todos consumimos, unos quizás obligados a vivirla, otros, entre los que me incluyo, saboreando cada plano, analizando el color, sus diálogos, sus efectos especiales,...
Permitidme pedir un ejercicio de imaginación, pensad qué tipo de peli sería vuestra vida, haced en vuestra cabeza un trailer con los momentos que la han cambiado de rumbo, que le han dado emoción, sentimiento, que entre las transiciones de fundido en negro suenen las frases que dijísteis o que os dijeron y que nunca olvidareis y ya que cada uno escoja su melodia de fondo tipo Hans Zimmer, John Williams, Dany Elfman, yo soy más Morricone, aunque últimamente necesito meterle a mi particular film un soundtrak con más acción.

Quiénes piensen que su película particular es una comedia divertida, de enrredos rocambolescos tipo W.Allen, romántica, o incluso de acción, mi más sincera enhorabuena. Si por el contrario, tu peli es un drama, o peor aun, una peli monótona que nunca irías a ver al cine, mi más sentido pésame.

Todo dependerá de cómo veas la vida o de qué tipo de películas te gustan, quizás eres de pelis de ficción tipo Stars Wars, Transformers o de superheroes, y piensas que la peli de tu vida sería un "pestiño" sin acción, sin efectos especiales, sin un villano que aceche a la humanidad, ...

Quizás este tipo de pelis no están basadas en la vida, o quizás si.

Cada día tengo más claro quienes son los malos en mi vida, hay muchos, y son muy poderosos, pueden destrozar el planeta y todo lo que hay de bello en él en poco tiempo si no los venzo.
Desconozco aun quíen es su cabecilla, no sé si se llamará Magneto, El joker, Luthor o Wert... no lo sé, ahora mismo no me preocupa él, a su mando están muchos esbirros a cual más malo, por ejemplo:


  • - Los que pasán de madrugada compartiendo su música con el vecindario y al despedirse, como son malos, malos, no sólo se gritan adiós! sino que también usan el claxón . 
  • - Los que ensucian las calles y hacen pintadas feas, sin sentido, con su chorra firma justo después de que con nuestros impuestos se repintara la pared/banco/escaleras/... este tipo de villano se transforma en verano para hacer aun más daño y se dedica a esparcir su mierda por la playa y no recogerla. Una vez vi los restos de su cruel fechoria, menos mal que estaba yo par allí, inmediatamente después de tirar al contenedor aquello sentí que se me hinchaba el pecho con una S bien grande, mientras el levante ondeaba mi capa ( o era mi toalla? ) 
  • - Uno de los peores es "Llamaradas" ese villano se ha pasado el verano destruyendo en una tarde lo que la naturaleza ha tardado años en crear, estos son alguno de sus efectos, ojalá lo hubiera pillado.
    Antes

    hoy



    hoy









  • - Los dioses del Olimpo: estos son de lo peor, juegan con la gente,  desde su nube de bienestar para su divertimento y para sus interes personales sin importarle las consecuencias de sus actos, de sus leyes, siempre y cuando ellos ganen dinero. Si nos juntamos tod@s los heroes y heroínas royo... Los vengadores, sus días estarán contados.
  • Y un largo etcetera donde están los dependientes antipáticos, los que arreglan los problemas a golpes, los que se desahogan golpeando cosas, los que se pelean cada mes a voces en el piso de abajo y nunca cortan, los que se rien de las personas mayores, y en definitiva todos aquellos que no tienen educacíon, civismo o simplemente no ven más allá de sus narices y no piensan las consecuencias de sus actos.
Pero los venceré, no me cabe duda, en esta peli o en su secuela protagonizada por mi hijo o por un alumno mio, seguro que los venceré. 
Sin ir más lejos, ayer mientras paseaba a mi super perro, vi como uno de estos villanos actuaba con una habilidad y precisión pasmosa, que no os engañe su pinta de lelos, susodicho tiraba a la calle una litrona que se fue rodando cuesta abajo regando de cerveza la carretera hasta parar concretamente en un bache de la carretera, segundos después una familia en su monovolumen pilló la botella reventandola y llenado la calle de cristales puntiagudos. Confieso que durante un momento pensé en dejarlo estar y que la siguiente persona que pasara por ahí sucumbiera ante la fechoria de estos malechores y destrozara su rueda ahí o peor, su pie.
Pero dije... pobres, pobres todos, pobres aquellos que cuando el maestro explicó por qué no se deben tirar botellas a la calle, se saltaron la clase para fumar. Y pobre quien sufra las consecuencias de ello.
Así que... "tatatachannn" Menos mal que andaba yo por allí, apartando a mi superperro para que no se cortara recogí los pedazos más grandes y punzantes con mis desnudas manos después de haber estado en las fauces y pezuñas de aquellos monstruos que descolocados miraron como tiré al traste su malévola obra y sus risas malignas de inmediato se tornaron en silencio, y por primera vez, después de ver una cosas así, no me acosté pensando que este mundo es una mierda, sino que lo hice plácidamente con mi S en el pecho.

Se ve que las fuerzas del mal se enfadaron conmigo y anoche el vecino abajo, bueno vecino es mucho decir, el doctor maligno que ha alquilado el piso de abajo, estuvo hasta las 5.30 de la mañana de fiesta con guitarra y zapateos incluidos, yo pasé una noche peleandome con la almohada figuradamente, otro, pobre, lo hizo literal.
Para desestresar al pobre Rango, salimos a pasear por la mañana, cuando de repente..., sus superpoderes perrunos detectaron  a un nuevo villano que se hacía el despistado mirando el movil mientras su perro plantaba un pino pestilente en mitad de la acera y lo dejaba ahí, al llegar a su altura intentó disimular que era un enviado del mal, saludando educadamente con un buenos días, a lo que yo le contesté:
 - No tienes bolsa?
- ahh! pues ... no, se me ha olvidado.
- Pues aquí tienes una de las mias, venga campeón.

Caminando de nuevo con la fanfarria en mi mente y el pecho inflado,  olvidé la momentánea derrota de anoche y decidí escribir esto para reafirmar lo emocionante que es esta vida, la continua guerra entre el bien y el mal, la luz contra la oscuridad, la educación y el civismo contra el vandalismo.
Si alguien se toma la molestia de leer este pedacito de la gran película de mi vida, que sepa que en su mano está que la suya tenga un final feliz, que no ganen los malos. Parafraseando a Bob Marley cuando tras sufrir un atentado fue a dar un concierto. "Los que se empeñan en hacer de este mundo un lugar peor no descansan nunca, ¿Por qué iba a hacerlo yo?"

PD. Deja de observar y desahogar tu indignación en casa, la pasividad no arregla nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada